comprometerse-con-el-amor-autentico

Comprometerse con el amor autentico

$285.00

¿Qué hace una institucion en medió de una historia de amor? ¿Es posible que el amor sea proclamado en una ceremonia, que sea objeto de un contrato y que un papel lo certifique? ¿Acaso es un sistema legal lo más apropiado para organizar el amor? El autor trata de dar respuesta a estas preguntas a partir de la necesidad humana del amor y de la débil capacidad humana para amar, para concluir que el derecho opera donde tiene sentido que lo haga, es decir, allí donde las relaciones de justicia pueden vulnerarse.
Esta escasa capacidad del ser humano para el amor adecuado tiene su paradigma historico en la revolucion sexual de la segunda mitad del siglo XX. Descubierta la posibilidad de vivir la sexualidad de un modo insospechado hasta entonces, se acuso al matrimonio de ser una institucion que no sirve para organizar el amor. Desde entonces la institucion matrimonial ha sufrido una profunda revision con el proposito de ofrecer a las sociedades modernas algo mejor que una union basada en una deuda de amor.
El transcurso de dos generaciones desde aquella revolucion sexual ha bastado para poner de relieve que el ensayo de lo que se llamo amor libre es un verdadero fracaso social. Si un mayor número de opciones sexuales no se traduce en un mayor índice de felicidad humana, significa que algo hay en el amor humano que reclama otra forma de entenderlo y otra forma de vivirlo.

19 in stock

SKU: 9788498405347 Categoría:

Book Information

Category:
Author:
Publisher:

Author information

José Jaime Rico Iribarne

Product Description

¿Qué hace una institucion en medió de una historia de amor? ¿Es posible que el amor sea proclamado en una ceremonia, que sea objeto de un contrato y que un papel lo certifique? ¿Acaso es un sistema legal lo más apropiado para organizar el amor? El autor trata de dar respuesta a estas preguntas a partir de la necesidad humana del amor y de la débil capacidad humana para amar, para concluir que el derecho opera donde tiene sentido que lo haga, es decir, allí donde las relaciones de justicia pueden vulnerarse. Esta escasa capacidad del ser humano para el amor adecuado tiene su paradigma historico en la revolucion sexual de la segunda mitad del siglo XX. Descubierta la posibilidad de vivir la sexualidad de un modo insospechado hasta entonces, se acuso al matrimonio de ser una institucion que no sirve para organizar el amor. Desde entonces la institucion matrimonial ha sufrido una profunda revision con el proposito de ofrecer a las sociedades modernas algo mejor que una union basada en una deuda de amor. El transcurso de dos generaciones desde aquella revolucion sexual ha bastado para poner de relieve que el ensayo de lo que se llamo amor libre es un verdadero fracaso social. Si un mayor número de opciones sexuales no se traduce en un mayor índice de felicidad humana, significa que algo hay en el amor humano que reclama otra forma de entenderlo y otra forma de vivirlo.