asi-se-vence-al-demonio

Asi se vence al demonio

$497.00

La posesion es uno de los fenomenos más desconcertantes en la actividad del demonio. La Iglesia procede con suma cautela antes de autorizar un exorcismo, y solo concede la facultad de practicarlos a un número muy reducido de sacerdotes. No es fácil que hablen las víctimás, ni tampoco que los exorcistas cuenten su experiencia. José María Zavala ha roto ambas barreras. Ofrece al lector el testimonio de quienes han sufrido esa devastadora invasion y de quie- nes les han librado de ella. Es una lucha singular que nos asoma de forma directa al abismo del mal y nos invita a no tomar a broma nada que tenga que ver con Lucifer ni con sus trampas: el satanismo, la hechicería, el espiritismo, la adivinacion, la magia negra Frente a ese mundo de la oscuridad, Así se vence al demonio aporta un torrente de esperanza. Nos recuerda que el poder del diablo es inmenso frente al hombre aislado, pero se esfuma ante el nombre de Jesús y la realidad palpable del amor de diós.

7 in stock

SKU: 9788492654949 Categoría:

Book Information

Category:
Author:
Publisher:

Author information

José María Zavala

Product Description

La posesion es uno de los fenomenos más desconcertantes en la actividad del demonio. La Iglesia procede con suma cautela antes de autorizar un exorcismo, y solo concede la facultad de practicarlos a un número muy reducido de sacerdotes. No es fácil que hablen las víctimás, ni tampoco que los exorcistas cuenten su experiencia. José María Zavala ha roto ambas barreras. Ofrece al lector el testimonio de quienes han sufrido esa devastadora invasion y de quie- nes les han librado de ella. Es una lucha singular que nos asoma de forma directa al abismo del mal y nos invita a no tomar a broma nada que tenga que ver con Lucifer ni con sus trampas: el satanismo, la hechicería, el espiritismo, la adivinacion, la magia negra Frente a ese mundo de la oscuridad, Así se vence al demonio aporta un torrente de esperanza. Nos recuerda que el poder del diablo es inmenso frente al hombre aislado, pero se esfuma ante el nombre de Jesús y la realidad palpable del amor de diós.