antes-que-sea-demasiado

Antes de que sea demasiado tarde

$300.00

“Te pedimos que nos concedas la gracia y la fuerza para perseverar en esta tormenta, y alcanzar la paz y seguridad antes de que sea demasiado tarde”. El propósito -y título- de este libro se resume en esta última frase extraída de la oración por los cristianos de Irak compuesta por monseñor Sako I, Patriarca Católico-caldeo de Babilonia y máximo representante de la Iglesia Católica en Irak. En estas páginas, el lector encontrará historias reales de personas que un día tuvieron que elegir entre el abismo -la muerte, el martirio, la huida apresurada- o renegar de su fe. Miles de ellos permanecen a la espera en el Kurdistán iraquí para volver a su tierra, habitada por cristianos desde hace dos mil años y ocupada ahora por terroristas islámicos del ISIS. Que no sea “demasiado tarde” es una petición a Dios… y a cada uno de nosotros, para que aquellos que no conocemos estas tremendas y espeluznantes historias, tomemos conciencia de nuestra propia responsabilidad.

11 in stock

SKU: 9788490613023 Categoría:

Book Information

Category:
Author:
Publisher:

Author information

Raquel Martín

Product Description

“Te pedimos que nos concedas la gracia y la fuerza para perseverar en esta tormenta, y alcanzar la paz y seguridad antes de que sea demasiado tarde”. El propósito -y título- de este libro se resume en esta última frase extraída de la oración por los cristianos de Irak compuesta por monseñor Sako I, Patriarca Católico-caldeo de Babilonia y máximo representante de la Iglesia Católica en Irak. En estas páginas, el lector encontrará historias reales de personas que un día tuvieron que elegir entre el abismo -la muerte, el martirio, la huida apresurada- o renegar de su fe. Miles de ellos permanecen a la espera en el Kurdistán iraquí para volver a su tierra, habitada por cristianos desde hace dos mil años y ocupada ahora por terroristas islámicos del ISIS. Que no sea “demasiado tarde” es una petición a Dios… y a cada uno de nosotros, para que aquellos que no conocemos estas tremendas y espeluznantes historias, tomemos conciencia de nuestra propia responsabilidad.